Este blog está dedicado a todas las personitas que tienen tanto por vivir y descubrir en el tiempo que lucen sus 20 dientes de leche.
María José Arana

lunes, 2 de diciembre de 2013

Plástico mágico


Se trata de unas láminas gruesas sobre las que se dibuja con lápiz o se imprime un diseño por impresora.
Cuando tienes el dibujo listo, lo coloreas con lo que quieras, lo recortas y lo metes en el horno a 175º.
El papel comienza una transformación de tamaño y de aspecto. Al cabo de un tiempo, comienza a enderezarse y adquiere más grosor, apareciendo los colores con más intensidad.
Su tamaño se reduce siete veces.
Su grosor aumenta siete veces.
Pueden hacerse infinidad de trabajos: llaveros, adornos, broches...

 Podéis conseguirlo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario